Internet no solo ha cambiado nuestros hábitos de vida personales. También ha cambiado parte de las estructuras de trabajo de la inmensa mayoría de empresas del mundo gracias al incremento de la eficiencia que trae consigo. Hoy las oficinas hablan en lenguaje digital. Sin embargo, eso también conlleva riesgos hasta ahora inéditos en lo que a fugas de información se refiere. Especialmente por culpa de los ataques cibernéticos. Hoy os hablaremos de los virus informáticos más comunes.

 

¿Cuáles son los virus más comunes?

El concepto de virus informático es una especie de cajón de sastre donde introducimos todos los ataques ilícitos llevados a cabo a través de la red. En este aspecto, uno de los virus informáticos más comunes es el spyware, un software que penetra en los equipos para recopilar información acerca de los documentos del mismo y pasar dicha información a una entidad externa. Una fuga informativa que puede paliarse mediante el uso de un editor de metadatos como Metaclean, que nos permite limitar los datos de nuestros documentos para limitar el daño.

Otro de los virus informáticos actuales más habituales en las unidades informáticas es el malware. Un software cuya finalidad no es otra que provocar daños de manera sistemática en los ordenadores en los que se aloja. Por si fuera poco, suelen adherirse a los documentos presentes en los mismos para seguir infectando otras unidades cuando dichos documentos son compartidos. Es muy importante detectarlos a tiempo para frenar los daños que provocan en una estructura de equipos informáticos coordinada como las que funcionan en las empresas.

Todavía más peligroso resultan los troyanos. Estos virus informáticos penetran en nuestros ordenadores gracias a nuestra colaboración. Los ciberdelincuentes los añaden a todo tipo de software aparentemente normal como los videojuegos, los programas informáticos de utilidad o las películas para que los descarguemos. Una vez están en el interior de los mismos, los atacantes disponen de acceso completo a nuestro sistema, lo que supone sufrir una brecha de seguridad y una brecha informativa total.

 

Clases de virus informáticos

Entre los virus informáticos actuales más comunes podemos encontrar otros como los gusanos o los adware, estos últimos programas informáticos con fines publicitarios. Sin embargo, para la inmensa mayoría de usuarios son enemigos relativamente conocidos. Llevan muchos años entre nosotros, han provocado no pocas crisis a lo largo y ancho del mundo y han recibido atención mediática suficiente como para alertarnos acerca de ello. ¿Pero qué ocurre con los nuevos virus informáticos?

Durante los últimos años cientos de empresas en todo el planeta han tenido que enfrentarse a un nuevo software malicioso conocido como ransomware. Sin duda, uno de los virus informáticos más peligrosos. En concreto, el ransomware restringe el acceso de los usuarios a determinados archivos del sistema operativo infectado. Para recuperarlo, es necesario abonar una cantidad económica a los “secuestradores”. Un mal que, según los expertos, no hará sino aumentar y aumentar durante los próximos meses.

Lo mismo ocurre con el llamado cryptomining. Un concepto que refiere a un programa informático destinado a penetrar en un ordenador y utilizar la potencia de procesamiento del mismo con el objetivo de usarlo como mina de criptomonedas. Contar con antivirus actualizados y bloqueadores de anuncios en los navegadores es la única manera de protegerse de estos dos virus, los dos virus informáticos más peligrosos en la actualidad. No solo por su complejidad, sino especialmente por su novedad y el desconocimiento acerca de ellos.

This website uses cookies so that you have the best user experience. If you continue browsing you are giving your consent for the acceptance of the aforementioned cookies and acceptance of our cookies policy, click on the link for more information.

ACCEPT
Aviso de cookies